Como bajar la inflamación de un piercing en la oreja

Mas Vendidos

No se encontraron productos.

¿Qué es un piercing en la oreja?

Un piercing en la oreja es una perforación que se realiza en algún área de la oreja para insertar joyería. Hay varios tipos de piercings en la oreja, como el piercing en el lóbulo, el piercing en la hélice y el piercing en la tragus, entre otros. Aunque es una práctica común, es importante tener en cuenta que los piercings en la oreja pueden causar inflamación y dolor si no se cuidan adecuadamente.

¿Por qué se inflama un piercing en la oreja?

La inflamación es una respuesta natural del cuerpo a cualquier tipo de lesión, como una perforación. Cuando se realiza un piercing en la oreja, se crea una herida que puede infectarse y causar inflamación. Además, la joyería puede irritar la piel y causar una respuesta inflamatoria. La inflamación también puede ser causada por una reacción alérgica a la joyería o al método utilizado para realizar el piercing.

¿Cómo se puede bajar la inflamación de un piercing en la oreja?

Hay varias formas de reducir la inflamación de un piercing en la oreja. Aquí te dejamos algunas opciones:

1. Limpieza adecuada

Es importante limpiar el piercing con regularidad para evitar infecciones y reducir la inflamación. Utiliza una solución salina o un limpiador especial para piercings y limpia el área al menos dos veces al día. También es importante no tocar el piercing con las manos sucias.

2. Compresas frías

Aplica una compresa fría en el área inflamada durante unos minutos varias veces al día. Esto ayudará a reducir la inflamación y el dolor.

3. Antiinflamatorios

Los antiinflamatorios como el ibuprofeno pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Consulta con tu médico antes de tomar cualquier medicamento.

4. Joyería adecuada

Si la inflamación es causada por una reacción alérgica a la joyería, es importante cambiar la joyería por una que no cause irritación. Busca joyería hipoalergénica o de titanio.

5. Descanso

Si la inflamación es causada por la irritación repetida por la joyería o por un traumatismo, es importante dar descanso al área inflamada. Evita dormir del lado del piercing y evita tocarse el piercing con frecuencia.

Reducir la inflamación de un piercing en la oreja es importante para evitar complicaciones y para asegurarse de que el proceso de curación sea lo más rápido y cómodo posible. Siguiendo estas medidas de cuidado adecuadas, es posible reducir la inflamación y permitir que el piercing cicatrice adecuadamente.

Contenido

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la política de cookies.   
Privacidad