Como quitar bola de pus piercing oreja

Mas Vendidos

En este artículo, te enseñaremos cómo quitar una bola de pus en el piercing de la oreja de forma segura y efectiva. Si tienes un piercing en la oreja y has notado la aparición de una bola de pus, es importante que tomes medidas inmediatas para evitar que la infección se propague y cause problemas más graves.

¿Qué es una bola de pus en el piercing de la oreja?

Una bola de pus en el piercing de la oreja es una acumulación de pus que se forma alrededor del agujero del piercing. Esta condición se conoce médicamente como queloide o absceso. Los queloides son más comunes en los piercings de la oreja, debido a la alta cantidad de bacterias en la zona.

¿Por qué se produce una bola de pus en el piercing de la oreja?

Las bolas de pus en los piercings de la oreja suelen aparecer como resultado de una infección bacteriana. Cuando el piercing no se limpia adecuadamente o cuando se manipula demasiado, se pueden introducir bacterias en el agujero del piercing, lo que puede provocar una infección.

¿Cómo quitar una bola de pus en el piercing de la oreja?

Si tienes una bola de pus en el piercing de la oreja, es importante que sigas estos pasos para eliminarla de forma segura y efectiva:

  1. Lava tus manos con agua tibia y jabón antibacteriano antes de tocar el piercing.
  2. Limpia el piercing con una solución salina. Puedes comprar una solución salina en una farmacia o hacer la tuya propia mezclando agua tibia con sal marina.
  3. Aplica una compresa caliente en el área afectada durante 10-15 minutos. Esto ayudará a suavizar la piel y a abrir el absceso para que el pus pueda salir.
  4. Usa una aguja estéril para hacer un pequeño agujero en la bola de pus. Asegúrate de que la aguja esté limpia y esterilizada antes de usarla. Si no te sientes cómodo haciendo esto, consulta a un profesional del piercing.
  5. Exprime suavemente la bola de pus para sacar todo el pus. Usa una gasa limpia para limpiar el pus a medida que sale.
  6. Después de sacar todo el pus, limpia nuevamente el piercing con la solución salina y aplica una crema antibiótica para prevenir una infección secundaria.

¿Cómo prevenir una bola de pus en el piercing de la oreja?

La mejor manera de prevenir una bola de pus en el piercing de la oreja es mantener el piercing limpio y seguir las instrucciones de cuidado después del procedimiento. Aquí hay algunos consejos para prevenir una infección del piercing:

  • Lava tus manos con agua tibia y jabón antibacteriano antes de tocar el piercing.
  • Limpia el piercing con una solución salina al menos dos veces al día.
  • Evita tocar el piercing con las manos sucias.
  • Evita nadar en piscinas o en el mar durante las primeras semanas después del procedimiento.
  • No cambies el pendiente hasta que el piercing esté completamente curado.

Esperamos que esta guía te haya ayudado a aprender cómo quitar una bola de pus en el piercing de la oreja. Si tienes alguna duda o preocupación, consulta a un profesional del piercing o a un médico para obtener asesoramiento médico.

Contenido

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la política de cookies.   
Privacidad